Cinco años después de la aprobación de la Ley General de la Persona Joven, se aprobó la Convención Iberoamericana de los Derechos de las Personas Jóvenes (CIDJ), Ley, 8612, la cual fue ratificada en Costa Rica, después de un proceso de reflexión y movilización de personas jóvenes. En este proceso se realizaron diversas actividades, desde foros de divulgación y discusión, recolección de firmas de personas jóvenes, funcionarios/as institucionales, actividades masivas de promoción, entre otras.

La Convención, es un instrumento internacional que aporta sustancialmente en la promoción y protección de los derechos humanos de las personas jóvenes. Uno de los aspectos que sobresale en dicho instrumento, es el principio de No discriminación, artículo 5, el cual propone que ninguna joven debe ser discriminada por condiciones sociales, personales, económica, etc. Educación formal, no formal, educación en sexualidad, acceso a servicios de salud, empleo, igualdad de condiciones en el trabajo, tanto por géneros como por otras condiciones, deporte, ocio, esparcimiento, desarrollo, son algunos de los derechos que se proponen en dicho instrumento, que ha venido a fortalecer los sistemas de protección de derechos nacionales y que además, se ha convertido en un instrumento de trabajo para profesionales que trabajan en la defensa de esta población.
Puede descargar la CIDJ aqui